Follow by Email

viernes, 28 de diciembre de 2012

La presentación más emotiva

Juan M. Salamanca y Tomás Moro. Foto: Jesús Martín Sastre
Tristes circunstancias obligaron a aplazarla, pero al fin se pudo celebrar la presentación de 'En busca del hogar' en Lagunilla (Salamanca), probablemente la más emocionante que haya tenido esta joven novela. En esta ocasión, la Biznaga no pudo llegar hasta este enclave de la Sierra de Béjar, pues su casco encalló en los guijarros del río Cuerpo de Hombre, modesto afluente del Alagón y subafluente del Tajo.

No se pudo llegar en barco, pero sí en coche, en un viejo Renault Laguna blanco, el mismo que en enero de 1995 realizó su viaje inaugural desde Valladolid hasta Lagunilla, cuando entonces su interior olía a nuevo y en la televisión repetían a bombo y platillo que era el Coche del Año. Cuánto ha llovido, pero de nuevo el Laguna negoció las retorcidas curvas de la carretera que comunica Béjar con el municipio y, como si el tiempo hubiera retrocedido 17 años, nos plantamos frente a la escuela.

Firma de ejemplares. Foto: Jesús Martín Sastre
No es que el pueblo no haya cambiado, es que las vivencias olvidadas de aquel tiempo, animadas por el olor de las calefacciones de madera, brotaron de golpe, como si una presa se hubiera venido abajo, dando paso a los recuerdos de una infancia feliz que nunca se marchó del todo. Hoy el colegio rural agrupado 'Los Enebros', donde el autor de 'En busca del hogar' aprendió a leer y a escribir, ya no existe. La escuela, cuya imagen seguía viva como si de un sueño se tratara, está integrada ahora en el colegio de Puerto de Béjar, y las calles de cemento han dado paso a otras de lustrosas piedras pulidas. Todas esas mejoras arquitectónicas, fruto del progreso y de las inversiones de tiempos más boyantes, se mezclan con la realidad de un mundo rural que pelea por no desaparecer.

Precisamente, algunos de esos antiguos compañeros de pupitre se encuentran actualmente fuera de Lagunilla, pero las fiestas navideñas brindaron la posibilidad del reencuentro, una experiencia que eclipsó por completo a las aventuras del capitán Turk y sus hombres. Por una vez, ellos no eran los protagonistas.

El hijo de aquella maestra de Valladolid volvió a Lagunilla, pero también a sus siete años. Que no tengan que pasar otros 17 años para regresar. Seguro que no.

¡Muchísimas gracias, Lagunilla!

Foto: Jesús Martín Sastre

jueves, 27 de diciembre de 2012

Sábado 29, en la Cadena Ser

Este sábado, 29 de diciembre, hablaremos un poco más de 'En busca del hogar' y del proceso de publicación de una novela para principiantes en 'A vivir que son dos días Castilla y León', que se emitirá entre las 12.00 y las 14.00 horas en los distintos diales de la Cadena Ser en la Comunidad. Compartiré entrevista junto a la también escritora vallisoletana Mayra Estévez, autora de 'La vida de Carla', todo ello bajo la dirección de su presentador, el berciano de pro Diego Merayo.

Una vez más, os espero al otro lado de las ondas.

sábado, 22 de diciembre de 2012

Nueva fecha para Lagunilla (Salamanca)


La presentación prevista para el pasado 8 de diciembre en Lagunilla (Salamanca) se celebrará finalmente este miércoles, día 26.

Se trata de un encuentro muy especial debido a que fue en este bello paraje situado en plena Sierra de Béjar, en el límite entre Castilla y León y Extremadura, donde residió durante casi cuatro años (de septiembre de 1991 a junio de 1995) el autor de la novela, una infancia feliz que convierte la presentación en deuda inexcusable hacia los que un día fueron sus paisanos.

El acto se celebrará a las 19.00 horas en las dependencias municipales y junto a Juan Martín Salamanca estarán el alcalde de la localidad gunillense, José María Garrido, y el exdirector del Colegio Rural Agrupado 'Los Enebros', Tomás Moro.

¡Os esperamos!

martes, 18 de diciembre de 2012

Jueves 3 de enero, Íscar, 2ª parte

Presentación de 'En busca del hogar' en Málaga
Foto: Antonio Arroyo Badallo
Tras la cálida acogida brindada por los amigos de Íscar (Valladolid) el pasado 26 de octubre, 'En busca del hogar' y su autor regresan a la villa de la madera para realizar un acto de firma de ejemplares al que podrá acercarse todo el que lo desee.

El lugar en el que se celebrará el acto será el café-bar 'El Desván', ubicado en la calle Alba, esquina con Doctor Arqueros Moral, y los interesados podrán acercarse a lo largo de toda la tarde, desde las 17.30 horas.

A diferencia de otras presentaciones, el evento del día 3 pretende ser un encuentro informal en el que no habrá guión, y en el que cualquiera podrá acercarse hasta la mesa instalada al efecto para charlar individualmente o en grupo con el autor, a fin de conocer de primera mano los entresijos de la novela y cualquier otra cuestión que se plantee, regado todo ello con una buena cerveza acompañada de los exquisitos aperitivos que preparan en el establecimiento.

También será una buena oportunidad para adquirir el ejemplar, un regalo perfecto en vísperas del Día de Reyes, y llevárselo dedicado. Por supuesto, todos aquellos que ya cuenten con 'En busca del hogar' en su estantería y deseen una dedicatoria de Juan Martín Salamanca, podrán acercarse y pasar un rato agradable entre amigos.

No lo olvidéis, el jueves 3 de enero, segunda parte en Íscar.

sábado, 15 de diciembre de 2012

Remontando el Eresma

Presentación en Librería Antares
Foto: Antonio Arroyo Badallo
El intenso viento que sopló este viernes en Castilla y León permitió a la Biznaga soltar todo el trapo y remontar el Eresma para plantarse en Segovia y disfrutar de los placeres que ofrece esta ciudad, antes de dar a conocer a sus vecinos las aventuras y desventuras del capitán Turk y los suyos.

En busca del hogar
Foto: Antonio Arroyo
El encuentro se celebró en Librería Antares, donde toda la tripulación contó con la hospitalidad y amabilidad  de su responsable, Blanca. Allí, se dieron cita conocidos y amistades, como la periodista segoviana Virginia Gómez Martín; antiguas compañeras de estudios como Patricia Becan, y de experiencias Erasmus, como fue el caso de Noemí de Andrés. Asimismo, uno de los coordinadores de la Biblioteca Pública de Segovia, José Luis Martín Herrero, tuvo la bondad de acercarse.


Firma de ejemplares
Foto: Antonio Arroyo Badallo
Con todos ellos, se pudo disfrutar de un rato agradable en el que se debatió largo y tendido sobre la novela y la literatura en general.

Con un buen libro, buena compañía y un buen cochinillo, el camino de vuelta fue más fácil y, según los trajo, el Eresma devolvió a los hombres de Turk sanos y salvos hasta la Tierra de Pinares.

¡Gracias, Segovia!

viernes, 7 de diciembre de 2012

Suspendida la presentación en Lagunilla (Salamanca)

Queda suspendida la presentación de 'En busca del hogar' prevista para este sábado, 8 de diciembre, en la localidad salmantina de Lagunilla, debido al fallecimiento de un joven vecino de la localidad en trágicas circunstancias.

Dicha presentación se enmarcaba en una serie de actos culturales que también han sido cancelados como muestra de solidaridad con la familia del joven, muy apreciado en el municipio.

Desde aquí, vaya todo el cariño y el respeto hacia la familia y los amigos del fallecido en unos momentos tremendamente difíciles.

Descanse en paz.

martes, 4 de diciembre de 2012

Adquiere 'En busca del hogar' en la red


Se acercan las Navidades, una ocasión perfecta para regalar libros, especialmente 'En busca del hogar', una novela de aventuras que promete entretenimiento y emoción para jóvenes y mayores. Sin embargo, muchas personas carecen de tiempo o posibilidad de acercarse hasta una librería, o bien no encuentran en ellas el libro deseado. Por ello, Éride Ediciones ofrece la posibilidad de adquirir éste y otros fantásticos títulos de su amplio catálogo a través de la Libritienda, el portal de venta online que te permite recibirlo en casa sin apenas costes de envío.


Aprovecha y reserva ya el tuyo en http://libritienda.com/product.php?id_product=63

Consulta aquí costes de envío y plazos de entrega en función del área geográfica http://libritienda.com/cms.php?id_cms=1

lunes, 3 de diciembre de 2012

Viernes 14, en Segovia

El próximo viernes 14 de diciembre, 'En busca del hogar' se presentará en Segovia, en un acto que tendrá lugar a partir de las 20.00 horas en Librería Antares (Paseo Ezequiel González, 31, frente a Estación de Autobuses).

Tras la presentación, se abrirá una tertulia para que los asistentes puedan plantear cualquier pregunta que tengan, tanto de la novela como de cualquier otro aspecto literario, antes de pasar a una firma de ejemplares para aquellos que lo deseen.

Una nueva cita con la literatura en vísperas navideñas a la que no podéis faltar si estáis por la zona. ¡Os esperamos!

viernes, 30 de noviembre de 2012

Sábado 8, en Lagunilla (Salamanca)

El próximo sábado 8 de diciembre, festividad de la Inmaculada Concepción, 'En busca del hogar' se presentará en un lugar muy especial, la localidad salmantina de Lagunilla, en plena Sierra de Béjar, en el límite entre Castilla y León y Extremadura.

Se trata de un encuentro muy especial debido a que fue en este bello paraje donde residió durante casi cuatro años (de septiembre de 1991 a junio de 1995) el autor de la novela, una infancia feliz que convierte la presentación en deuda inexcusable hacia los que un día fueron sus paisanos.

El acto se celebrará a las 19.00 horas en las dependencias municipales y junto a Juan Martín Salamanca estarán el alcalde de la localidad gunillense, José María Garrido, y el exdirector del Colegio Rural Agrupado 'Los Enebros', Tomás Moro.

¡Os esperamos!

lunes, 26 de noviembre de 2012

FIN

La respiración se acelera y las piernas flojean al escribir la palabra 'FIN' en una novela. Seguramente haya escritores que opinen lo contrario pues, afortunadamente, poco hay más personal, pero en mi caso, es así. Los dedos que disparan sus balas sobre el teclado se vuelven torpes y lentos, cada frase del último párrafo se hace más complicada de escribir que la anterior. La oración recorre mil veces tu cabeza, revisando cada elemento, la colocación de cada complemento. Es el final, debe ser fuerte, debe cerrar un ciclo, debe tener, en definitiva, el aire solemne de un final. Por eso hay que dar tantas vueltas a cada palabra, hay que pulir mucho más el estilo que en el resto de la narración. Hay que mostrar gravedad ante un momento tan solemne y mágico como éste.

Y ya está escrito. La trama ha terminado, los buenos han ganado o han perdido, pero lo que sea que tenía que ocurrir, ya ha ocurrido, o no ocurrirá nunca. La miras desde la distancia. Ahí está, terminada la novela. El corazón se pone al borde de la taquicardia. Prescripción facultativa, una cerveza para desahogar esa tensión y relajarse. La cosa no ha acabado todavía.

Con el ánima un poco más serena, empiezas a notar esa sensación de orgullo. Un largo trabajo terminado. Pero enseguida viene otro sentimiento, que no elimina al anterior, sólo lo acompaña. La inseguridad, el miedo. 

¿Habrá quedado bien? ¿Gustará? No es la primera novela, los que disfrutaron con aquella, compararán y juzgarán. 

¿Bajará el nivel? Los que pensaban mal de ella, juzgarán con severidad. ¿Cambiará su opinión? Se desata un mar de dudas, es necesario meterle otro viaje a la cerveza.

Ahora viene quizá lo más tedioso, la revisión y corrección. Por delante, varios meses de releer y reescribir, sin prisas, sin angustia. Muy al contrario que con la anterior. No hay ansiedad, ya tienes una novela en las librerías, ya eres escritor, por qué tener prisa. Ésa es la gran diferencia. Se revisa con calma. La primera siempre sale del impulso, de la piel, es algo incontrolable. Con la segunda todo va más despacio, hay que evitar las precipitaciones, hay que darle mil vueltas, y luego otras mil. Hay que evitar los errores de la primera.

Y además, hay que impedir que tanta frialdad y reflexión maten la frescura de que gozaba el impulsivo primer libro.

Largo es el camino que falta, y la cerveza se ha acabado. Es tarde. Momento mágico el saboreado esta noche de domingo.

martes, 20 de noviembre de 2012

La Biznaga surcó el Canal de Castilla

Alicia del Campo y Juan M. Salamanca
Foto: Fernando Santos Santamarta
La Biznaga, el mítico barco patroneado por el capitán Turk y tripulado por valientes marineros de todas partes, sin patria ni bandera, con la piratería como sustento, se hizo de nuevo a la mar el 19 de noviembre del año del Señor de 2012, en una travesía de setenta millas náuticas a lo largo del Canal de Castilla, obra de ingeniería civil que vertebra la vieja Castilla y que permite, desde el extremo de su Ramal Sur en Valladolid, llegar a los pies de la Cordillera Cantábrica, en el municipio palentino de Alar del Rey, de donde arranca su Ramal Norte.

Allí precisamente se dio a conocer la novela 'En busca del hogar' ante un grupo de intrépidos amantes de la cultura que plantaron cara a los tópicos que injustamente ofenden al medio rural, y que animaron el acto con sus preguntas y sus anhelos de conocer un poco más esta aventura de piratas de cuya publicación se cumple ahora un año.

No resultó fácil, pues para llegar hasta allí, los hermanos de la Biznaga hubieron de remontar cuarenta y dos esclusas con las que superar las ciento ochenta y cinco varas y media (ciento cincuenta y cinco de los modernos metros) de desnivel existente entre la dársena de la Victoria, en Valladolid, y la de Alar. Como en toda travesía, las dificultades causaron bajas en la tripulación, y en esta ocasión fue el escritor y amigo Dioni Arroyo quien no pudo llegar a buen puerto, como estaba previsto, por ineludibles compromisos laborales, toda una suerte en estos inciertos tiempos que corren. Para colmo, el programa de gimnasia femenina y batuka se convirtió en una aguerrida guarnición dispuesta a defender las posiciones de la plaza frente al ansia saqueadora de los piratas.

Lectura de un fragmento de 'En busca del hogar' junto a Alicia del Campo
Foto: Fernando Santos Santamarta
Pero como es bien sabido, nada detiene el hambre voraz del capitán Turk, y al cabo sus hombres entraron a saco en la localidad, blandiendo las espadas y flameando su pabellón rojo adornado con flores de jazmín y un ojo que todo lo ve.

Para ello contaron con la inestimable ayuda de la coordinadora de la Biblioteca y del Club de Animación a la Lectura local, Alicia del Campo, así como con un público en el que las féminas se impusieron por estrecho margen a los varones.

Tras saquear el municipio, los piratas levaron anclas y se alejaron del lugar, quedando impunes sus crímenes, como en ellos es costumbre, aunque con un grato recuerdo que esperan se traslade a los alarenses que desde el lunes pueden leer la novela, y que permita nuevas visitas al norte de Palencia.

¡Gracias, Alar!

lunes, 5 de noviembre de 2012

Lunes 19, en Alar del Rey (Palencia)

El próximo lunes 19 de noviembre, 'En busca del hogar' se presentará en la localidad palentina de Alar del Rey, en un acto que tendrá lugar a partir de las 19.00 horas en la Biblioteca Municipal y en el que también participarán el escritor Dioni Arroyo y la responsable del Club de Animación a la Lectura del centro, Alicia del Campo.

Tras la presentación, se abrirá una tertulia para que los asistentes puedan plantear cualquier pregunta que tengan, tanto de la novela como de cualquier otro aspecto literario, antes de pasar a una firma de ejemplares para aquellos que lo deseen.

Una nueva cita con la literatura para este mes de noviembre a la que no podéis faltar si estáis por la zona. ¡Os esperamos!

lunes, 29 de octubre de 2012

¡Gracias, Íscar!

 
Dioni Arroyo, Juan Martín Salamanca y Cecilio Vadillo
Foto: Jesús Martín Sastre
No era fácil competir con otros eventos culturales de Íscar (Valladolid) y alrededores, pues en la villa, el insigne pastelero Julián Arranz clausuraba 'Octubre Cultural' y, en Pedrajas, 'La Bazanca' deleitaba al público con su música tradicional. Sin embargo, los lectores respondieron y Librería Mari Fe se quedó pequeña para acoger a tantos amigos, algunos de los cuales debieron conocer 'En busca del hogar' de pie.

Foto: Jesús Martín Sastre
Sensacional presentación de la mano del escritor Dioni Arroyo y del profesor y exsubdelegado de Gobierno Cecilio Vadillo, quienes supieron encender en el respetable el interés necesario para que el acto fuera un éxito. Los frutos se dieron al concluir las intervenciones, cuando la participación se desató en el turno de preguntas.

Firma de ejemplares.
Foto: Jesús Martín Sastre

Posteriormente, llegó el turno de hablar de la creación literaria en general, en la que los dos autores dieron sus particulares visiones y métodos, pues existe toda una liturgia que varía con cada escritor. Una diversidad que fue ensalzada y defendida, ya que enriquece la literatura, la misma a la que muy pronto servirán jovencísimas novelistas que ya dan sus primeros pasos y que no quisieron perderse el acto. A ellas se animó encarecidamente a pelear por sus sueños, primando siempre el placer y la autorrealización a la búsqueda de la fama y el dinero, algo realmente complicado y susceptible de decepcionar y truncar los sueños de incipientes maestros.

Una gran cita la de Íscar, de las que dejan un sabor especial que pervive por la cantidad y calidad de su público, merced sin duda a la gran labor de libreros amantes de su trabajo como son los responsables de Librería Marí Fe, en especial Mari Carmen Lázaro, entregada al desarrollo de eventos culturales como el que el próximo 16 de noviembre llevará a Dioni Arroyo a volver a la villa de la madera para presentar sus dos novelas: 'Metanoia' y 'Los ángeles caídos de la eternidad'.

 ¡Gracias Íscar!

Cecilio Vadillo, Mari Carmen Lázaro, Juan M. Salamanca y Dioni Arroyo
 Foto: Jesús Martín Sastre

martes, 9 de octubre de 2012

Viernes 26, en Íscar (Valladolid)

Tras el acto celebrado el pasado 15 de septiembre en Olmedo, el próximo viernes 26 de octubre 'En busca del hogar' volverá a Tierra de Pinares para darse a conocer en la vallisoletana capital de la Villa y Tierra de Íscar, municipio homónimo famoso por su industria transformadora de la madera.

La presentación se celebrará a partir de las 20.30 horas en la Librería Mari Fe, situada en el número 10 de la calle Portugal, junto al supermercado 'La Salve'.

En el acto participará el también escritor Dioni Arroyo Merino, autor de las novelas 'Metanoia' y 'Los ángeles caídos de la eternidad'.

Al margen de conocer un poco más las aventuras del capitán Turk y su tripulación de la Biznaga, la cita iscariense servirá para debatir largo y tendido sobre la literatura en general, y sobre el arte de la escritura y todo el proceso creativo, en particular.

No lo olvidéis, el viernes 26 os esperamos en Íscar.

lunes, 1 de octubre de 2012

¡Gracias, Santander!

Dioni Arroyo (izquierda), Antonio Pérez (centro)
 y Juan M. Salamanca (derecha)
Foto: Jaime Caviedes Sanz
Ventanales por los que no entra luz, sino la oscuridad de la noche que se apodera del exterior. Aséptica luz blanca, fluorescente, y un salón lleno de funcionarios de prisiones. La imagen no es envidiable, desde luego, pero sólo a priori. Bien es cierto que parece el escenario de 'Metanoia', la novela de Dioni Arroyo donde se plantea un distópico futuro marcado por la depresión económica y el retroceso democrático, pero en realidad se trata de un moderno salón de actos repleto de amigos, y no de una prisión.
Juan M.Salamanca firma un
ejemplar de 'En busca del hogar'
Foto: Jaime Caviedes Sanz

El viernes 28 de septiembre, la Biblioteca Central de Cantabria acogió la presentación, en un acto conjunto, tanto de 'Metanoia' como de 'Los ángeles caídos de la eternidad', las dos obras de Arroyo, así como de 'En busca del hogar', que salda así su deuda con una comunidad como la cántabra, tan emparentada con la vieja Castilla de la que un día formó parte, y de la que tantos castellanos huyen en verano para refugiarse en sus verdes y acogedores brazos.

La profesión de Dioni determinó que muchos de sus compañeros, funcionarios de prisiones, estuvieran en el acto, y ellos aderezaron la sobremesa literaria con un magnífico recorrido nocturno por esa maravillosa ciudad que es Santander, adonde sin duda habrán de viajar nuevas novelas para disfrutar de nuevos momentos inolvidables en compañía de grandes amigos.

Un bonito acto que fue posible merced a la generosidad de Dioni Arroyo, de nuestro presentador, Antonio Pérez Ruiz, y de todos los santanderinos que se acercaron para conocer los sueños plasmados en un papel de dos osados escritores vallisoletanos.

¡Gracias Santander!


Firma de ejemplares de 'En busca del hogar'
Foto: Jaime Caviedes Sanz

jueves, 20 de septiembre de 2012

Viernes 28, en Santander

El próximo viernes 28 de septiembre 'En busca del hogar' tendrá el honor de darse a conocer al público cántabro junto con las dos novelas de un gran escritor y buen amigo, Dioni Arroyo, en un acto que tendrá lugar en la Biblioteca Central de Cantabria (ubicada en el número 19 de la calle Ruiz de Alda) a partir de las 19.00 horas. 

Junto a 'En busca del hogar', quien se acerque podrá descubrir también una curiosa historia de encubrimientos en el Valladolid de 1987, a través de 'Los ángeles caídos de la eternidad',  y un intenso viaje a un futuro decadente en el que las libertades individuales se verán en serio riesgo, en 'Metanoia'.

Como siempre, los autores estarán encantados de compartir un rato agradable con cuantos aficionados a la lectura se acerquen, para charlar sobre las novelas, resolver dudas y, por supuesto, debatir sobre cualquier cuestión que sea del interés del público.

¡No faltéis!


domingo, 16 de septiembre de 2012

¡Gracias, Olmedo!

Javier Pérez (izquierda),
 Juan Martín Salamanca (centro)
 y Santiago Zurita (derecha)
Foto: Jesús Martín Sastre
El pasado sábado, 15 de septiembre, se celebró en Olmedo (Valladolid) una nueva presentación de la novela 'En busca del hogar' y como no podía ser de otra manera en la Villa del Caballero, el autor de la obra que le dio la fama, Lope de Vega, estuvo presente de alguna manera, pues tuvo lugar en La Tienda de Lope,  cuyos responsables dieron lo mejor de sí mismos para que tanto autores como público se sintieran muy a gusto.
Público reunido en La Tienda de Lope
Foto: Jesús Martín Sastre


Se trata de una de esas librerías de pueblo que mezclan en su oferta desde libros hasta artículos de papelería o juguetes, para poder subsistir. Un nexo imprescindible entre la cultura y el mundo rural sin el cual sus habitantes, muy cultos en el caso de Olmedo como buenos herederos de su rica historia, se verían obligados a viajar a la ciudad para adquirir literatura y a quedar a merced de las grandes superficies comerciales, las cuales carecen del cariño y la entrega para con sus clientes que atesoran gentes como Javier Pérez (Javi), gerente de la La Tienda de Lope.

Javier Pérez (izquierda),  Juan Martín Salamanca (centro)
y Santiago Zurita (derecha)
Foto: Jesús Martín Sastre
Pero no fue ésa la única referencia al Fénix de los Ingenios, pues tras la presentación se debatió largo y tendido sobre novela histórica y de aventuras, al hilo de lo cual salió a relucir el insigne dramaturgo madrileño. Revolucionario del teatro, Lope de Vega no dudó en emplear a reyes y otros nobles personajes históricos para sus obras de ficción, lo que sirvió de base para reivindicar un género muy denostado por algunos historiadores, aunque defendido por otros. Como bien dijo Javi, que participó en la mesa al igual que el escritor palentino Santiago Zurita, la ficción nunca nos miente, mientras que la historia sí puede hacerlo, según quien nos la cuente. Una lanza rota a favor, por tanto, de un género que, si bien no debe tomarse como narrador de hechos verídicos al cien por cien, sí debe aprovecharse como una oportunidad para acercar al público a la historia, disciplina tan injustamente tildada de aburrida por culpa de doctos manuales que, en ocasiones, pierden su vigor a causa de su academicismo exagerado.

Juan Martín Salamanca firma un ejemplar de
'En busca del hogar'
Foto: Jesús Martín Sastre
Sea como fuere, el debate permitió recopilar e intercambiar opiniones y, con él concluido, los asistentes pudieron disfrutar de un aperitivo al aire libre, ofrecido por La Tienda de Lope, que celebraba así su segundo acto de estas características y que se consolida como un pozo de cultura fundamental en la villa de Olmedo que, junto a sus siete plazas, siete iglesias, siete conventos, siete puertas, siete casas solariegas, siete fuentes y siete pueblos como alfoz, posee para orgullo de sus gentes.

¡Muchas gracias, villa de los siete sietes!

martes, 4 de septiembre de 2012

El sábado 15, en la Villa del Caballero

El próximo sábado 15 de septiembre la Villa del Caballero, más conocida como Olmedo (Valladolid), acogerá una nueva presentación de 'En busca del hogar', novela que, tras una intensa gira por los más diversos lugares de la geografía española, regresa a Tierra de Pinares, esa arenosa comarca en la que los pinos han levantado un verde mar que constituye el mejor oasis para refugiarse de la aridez de la estepa castellana.

La presentación tendrá lugar a partir del mediodía en 'La Tienda de Lope', ubicada en la carretera que une Olmedo con Medina del Campo, y junto a ella se celebrará un debate sobre la novela de aventuras e histórica en la que participará el también escritor Santiago Zurita, autor de '1588. No tengo más que darte' y '1554. La mano bastarda de Dios'.

Tras ello se ofrecerá un pequeño aperitivo en el jardín del establecimiento para todo el que se acerque a conocer la novela y a su autor.

jueves, 23 de agosto de 2012

Al filo de la vida

Mientras el siglo XIX encara su último cuarto, la aristocracia europea disfruta ociosa del devenir de los tiempos, una era de modernidad, de grandes avances tecnológicos y científicos, de un importante desarrollo económico, y de una prepotencia europea que va sembrando la semilla que alumbrará la mayor guerra que el hombre haya visto hasta entonces. En esa trepidante época, la rigidez social será una prisión contra la que se rebelarán algunas voces. Entre ellas, una mujer defenderá el divorcio, el sufragio femenino, la libertad de los pueblos sometidos. Sus ideas producirán un terrible escándalo, sobre todo en España, pues se trata nada menos que de una infanta, de una Borbón.

Esta es la historia real de Eulalia de Borbón, la indómita, cuya vida repasa de forma magistral el novelista, poeta y agitador social Jordi Siracusa en su obra 'Al filo de la vida', que ya va por la segunda edición. Se trata de un viaje a los años de la Restauración española, a la Belle Époque parisina, al Estados Unidos de la segunda revolución industrial, a la Cuba en la que latía el sentimiento de independencia, pero sobre todo, hacia la decadente, aunque lujosa, vida aristocrática del Viejo Mundo, donde la hipocresía y la falsa moral condenarán a esta hermana de Alfonso XII a una vida errante en la que no le faltarán los amantes, las fiestas y los escándalos, pero tampoco, la soledad. Una vida triste a la que, sin embargo, no quiso renunciar, con unos privilegios que detestaba, pero que sentía como suyos. Ese debate entre corazón y cabeza, entre conciencia social y egoísmo, llevó a Su Alteza Real a meter a Don Quijote y a Sancho Panza en su cabeza al mismo tiempo.

Una tristeza soterrada que se filtra a lo largo de las 400 páginas en las que descubrimos el viaje interior de doña Eulalia hasta convertirse en la autora de 'Au fil de la vie', un alegato feminista que fue prohibido en España por su sobrino Alfonso XIII, quien también la condenó al exilio por su inaceptable conducta.

Un repaso por la historia española y europea a través de un novela en primera persona de uno de los personajes de la monarquía española más olvidados. Imprescindible para cualquier amante de la historia y recomendable para cualquier lector en general.

martes, 7 de agosto de 2012

Dos auroras



Noviembre, 1973. Aquella botella de tequila está casi vacía, pero su propietaria sigue sedienta. Tiene sed de cariño, se le ha ido su hermano. Era más joven que ella, pero le gustaba el trago, quizá demasiado. Una cirrosis hepática se lo llevó hace unos días. Ella lo llora, y repone sus lágrimas con el licor de agave. Su hermano era alguien importante en ese bar, el Tenampa, y en toda la Plaza Garibaldi. Los mariachis lo recuerdan. Ella no canta, permanece sola, en silencio, con su vaso, refugiada en su rojo poncho.

México se encuentra en una situación delicada. La crisis económica mundial lo ha alcanzado y, mientras, se desangra entre las acciones de grupos paramilitares y las matanzas contra estudiantes ordenadas por el Gobierno. Pero esa semana, toda la república no tiene llanto más que para él, para el rey, que ha dejado una nación huérfana y a esta dama desconsolada.

Lo amaba, no como una mujer, sino como una hermana. No eran hermanos de sangre, pero dos hijos de la misma madre jamás llegarán a quererse tanto como ellos. Desde su muerte bebe, bebe para tenerlo cerca, para comunicarse con él. Usa sus poderes de chamana para estar a su lado. Una pareja entra en el bar. Él parece un prestigioso licenciado con más de medio siglo de vida a cuestas. Ella, una elegante mujer que rondará los cuarenta y cinco. Se sientan en una mesa, cerca.

La llorona se ha entregado a los recuerdos. Por su mente pasan difuntos queridos: su hermano, su amigo Diego y la esposa de éste, Frida, capaz de despertar en ella terribles pasiones. Sin embargo, por lo que se refiere a pasiones, ninguna le dejó tanto desasosiego como la mujer del licenciado, que comparte mesa junto a su marido a escasos metros, sin saber de quién se trata, sin recordar cómo se conocieron en El Alacrán casi veinticinco años atrás.


La dama del poncho había pasado ya de la treintena, y comenzaba su carrera como cantante en los peores antros del D.F. En el fondo, seguía siendo la niña que había llegado a México desde un pequeño país centroamericano, pero que se había criado en las duras calles como un hombre más, fumando tabaco, bebiendo tequila y peleando con pistola al cinto. Esa noche, en El Alacrán entró una preciosa muchacha de ojos azules, pero teñidos de rojo por el llanto. Tenía veintidós años y huía de un padre salvaje que la pegaba. No tenía adónde ir y el terror había hecho mella en su angelical rostro. Conmovida por su belleza y su tristeza, la dama le cantó 'La llorona' como sólo ella sabía, con una intensidad desgarradora que puso el vello de punta hasta al más rudo macho del local. Esa noche, las dos mujeres se dieron el afecto que necesitaban. No volverían a verse hasta más de dos décadas después.


La dama se levanta y manda callar al mariachi. Nadie osaría hacer eso en el Tenampa, nadie excepto ella. Su música no necesita acompañamiento, tan sólo la cercanía de una lánguida guitarra. De su boca sale, con la rabia del despecho, una cortante melodía cargada de rencor hacia aquella que, avergonzada de un amor prohibido, había abandonado sus brazos sin querer saber nada más de ella. Los versos de su hermano suenan todavía más agrios cuando, casi escupiendo las palabras, la repite una y otra vez: "Ojalá que te vaya bonito".

Incómoda por esta situación, la muchacha humilde convertida en rica señora, que repara en ese instante en la presencia de su examante, trata de marcharse del local, pero su marido no lo permite, pues, ajeno a cuanto ocurre, permanece maravillado, al igual que el resto de los presentes, con la cantante de rancheras. Ingenuo, la invita a compartir con ellos una botella de mezcal, e iluso, pretende tumbarla en un duelo de tragos. A falta de un cuarto de botella, es él quien posa la cabeza sobre la mesa, rendido ante su rival. Lo llevan a acostar. En la intimidad de la casa del letrado, las cuentas pendientes quedarán saldadas. Un par de miradas bastarán para un perdón. Los reproches dejarán paso a las caricias y los besos.

 La dama llora, pero pareciera que ríe. Esa noche rejuvenecerá junto a su chamaca. Desde el más allá, su hermano la bendice con sus versos.

Fue la última noche que se amaron. Sólo compartieron dos auroras, pero bien valdría toda una vida por ese par de momentos. Cuarenta años después, cuando el aliento de la dama de poncho rojo se apague en un hospital de Cuernavaca, los ojos azules de la chamaquita seguirán en su mente, antes de despedirse de España, de México, de Federico García Lorca, y del mundo que durante noventa y tres años fue incapaz de doblegar su libertad.

Y en el último trago se fue.

lunes, 23 de julio de 2012

Ancestra, de Enrique Ballesteros

El plan de un grupo de amigos de pasar el fin de semana en una tranquila venta en el corazón de la sierra cambia completamente cuando uno de ellos descubre que su difunta tía abuela formó parte de un utópico proyecto para alumbrar un mundo nuevo en el cual se salvara el recuerdo de los ancestros. Un embrión que se gestó en aquel edificio y que se vio truncado por el estallido de la Guerra Civil.

Así arranca 'Ancestra', del escritor malagueño Enrique Ballesteros. A lo largo de sus 204 páginas, el recuerdo de una época pasada va girando hacia un relato donde el existencialismo, el miedo a la muerte y, por qué no, el debate entre azar y predestinación, guían al lector por una atmósfera de misterio y decadencia en el que la tensión es la nota dominante, hasta el punto de sentir el escenario de la novela como un lugar opresivo del que se quiere salir, pero que no se puede hasta haber desentrañado todos sus secretos.

Llega un momento en el que el reloj parece detenido, y esa agonía de sentirse atrapado, no sólo en el espacio, sino también en el tiempo, mantiene enganchado al lector en un relato que se presta a ser devorado, pero que, a pesar de no ser muy extenso, deja sin resuello a quien se introduzca en 'La Nada'...

martes, 17 de julio de 2012

La corte habla del capitán Turk


"Casi un año después, el capitán de aquel galeón inglés que Marcial había tomado frente a Santa Lucía recorría los pasillos del palacio de El Escorial. Lo acompañaba sir Charles Cornwallis, a la sazón embajador de Jacobo I de Inglaterra ante el rey de España. Aquel marino había peleado en incontables batallas contra la Monarquía Católica, y había dado buena cuenta de muchos de sus barcos y tesoros. Por ello le resultaba tan raro recorrer aquel palacio en el que residía el mismísimo soberano de Castilla, Aragón, Portugal, Granada, Navarra, León, Galicia, Nápoles, Sicilia, Milán y así a lo largo de una interminable lista de territorios que se dispersaban por todo el mundo".
(…)
"Sir Charles y Wallace dejaron el palacio al que se trasladaba el rey y su corte cuando llegaba el buen tiempo, e iniciaron el camino de vuelta a Madrid, que volvía a ser la capital de España una vez muerto el sueño imperial de Valladolid, de apenas cinco años de duración".

Con estas alusiones a San Lorenzo de El Escorial y a su celebérrimo palacio-monasterio, era preceptivo visitar este bello pueblo de la sierra madrileña para dar a conocer a sus gentes y vecinos de la capital que se acercan en verano, las aventuras del capitán Turk a bordo de la Biznaga en la novela 'En busca del hogar'.

La velada del pasado jueves, 12 de julio, no sólo sirvió para hablar del relato, ya que posteriormente se abrió un extenso coloquio que se alargó más de lo previsto y en el que se pudo hablar de muy diversos temas, lo cual siempre es de agradecer y sirve de prueba del elevado nivel cultural del Ateneo Escurialense y de sus socios, que abrieron su casa a 'En busca del hogar'.

El acto también contó con la amable presentación de Isabel Díez Serrano y con un aperitivo posterior con alguno de los socios y familiares propios venidos desde Madrid en un ambiente espectacular, con el palacio y las cumbres del Sistema Central al fondo. Una gran experiencia que sin duda habrá que repetir gracias al tremendo esfuerzo que diariamente realiza este Ateneo.

¡Gracias San Lorenzo!


lunes, 9 de julio de 2012

Jueves 12, en San Lorenzo de El Escorial


Este jueves, 12 de julio, ‘En busca del hogar’ se presentará en el Ateneo Escurialense de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), en el marco de las actividades estivales que la institución promueve para difundir la cultura, aprovechando los afamados Cursos de Verano de la localidad.

La cita tendrá lugar a partir de las 19.00 horas en la sede de la entidad, situada en la calle Duque de Alba, número 15, frente al edificio de la Seguridad Social, y en él participará la presidenta del Ateneo, la poetisa y promotora cultural Isabel Díez Serrano.

Una agradable propuesta para todos aquellos que disfrutan de unos días de descanso en la sierra, lejos del bullicio y del sopor que desprende la capital de España. Os esperamos.

El capitán Turk regresó a Málaga

Marcial de San Pablo, el capitán Turk, el sempiterno buscador del hogar, pudo al fin regresar a su ciudad natal, Málaga, a bordo de la Biznaga para dar a conocer a sus paisanos esta trepidante historia de aventuras por tierra y mar que es 'En busca del hogar', y que se presentó oficialmente en la capital de la Costa del Sol el pasado viernes 6 de julio en la librería La Cochera, un coqueto espacio donde la literatura se convierte en un elemento más de la cultura que inunda el ambiente, junto a la música o las exposiciones.

Allí pudimos todos los asistentes, al margen de descubrir la novela, intercambiar un rato agradable de charla al calor del carácter andaluz, tan abierto con los forasteros, que se prolongó hasta altas horas de la madrugada con los trasnochadores que lograron resistir.

En el acto participó también el novelista local Enrique Ballesteros, quien tuvo la bondad de apadrinar esta presentación y que pronto deberá ocupar él lugar de protagonista con el segundo trabajo que prepara, pues en breve estará a disposición de los hambrientos lectores.

Una presentación especial por tratarse de la casa del capitán Turk, rodeados de biznagueros que mantenían presente el espíritu de su barco y de quien lo dio nombre, su amada Yasmín, la Biznaga, a la sazón un arreglo floral típico de la ciudad elaborado con flores de jazmín, como el que se puede ver en la imagen.

¡Gracias, Málaga!



domingo, 1 de julio de 2012

American Dream

Foto: Autopista de Malibú. Firma: 123RF.
El motor de aquel Pontiac G3 se enardecía a medida que su conductora le exigía más y más. Quería cubrir cuanto antes la distancia que separa Malibú del resto de Los Ángeles, y obligaba a su utilitario a cortar la brisa que el Pacífico arrojaba sobre aquella autopista, la Estatal 1, encajonada entre el océano y las montañas. Había tenido un mal día, y por eso trataba de ahogar su ansiedad pisando fuerte el acelerador. Llevaba la ventanilla bajada y el viento agitaba su cabello castaño y curtía su bronceada piel. Era una auténtica belleza, pero la vida no la había tratado bien, y ahora su mundo se desmoronaba, mientras adelantaba sin cesar por aquella autopista costera. Su agresividad al volante era evidente, de modo que la mayoría de conductores se apartaba para dejarle paso y evitarse problemas. Con total desprecio a los pitidos que recibía, abandonó la estatal al llegar a Santa Mónica y siguió con su paso veloz a través de Ocean Avenue, hasta que salió de esta vía litoral por la izquierda y se internó en la ciudad con un giro tan brusco que casi acaba con más de un peatón atropellado. Era hora punta y se notaba en el tráfico de Santa Mónica Boulevard, pero eso no hacía que se detuviera y, cuando se encontraba todos los carriles ocupados por vehículos más lentos, no tenía mayor problema en invadir el sentido contrario y adelantarlos por allí. Parecía que la persiguiera el mismo diablo. Repitió la maniobra un par de veces. Varios coches pudieron dar un volantazo y evitar la colisión, pero se habían quedado cruzados sobre la calzada y provocaban el caos. Sin importarle, la preciosa chica y su Pontiac continuaron por el bulevar y dejaron atrás Santa Mónica y Westwood, antes de entrar en Berbely Hills. Al llegar a un cruce, se colocó en el carril de la izquierda para evitar así a las dos tortugas que frenaban sólo por ver en ámbar el semáforo. Ella pisó a fondo y, como si el tiempo se hubiera detenido, notó una terrible sacudida en el costado izquierdo y cristales que saltaron a cámara lenta sobre su cara. Una furgoneta que venía por Rodeo Drive la acababa de dar de lleno. La joven perdió la noción de la realidad, pero enseguida comprobó cómo el tiempo recuperaba su ritmo frenético. Ahora todo se movía muy deprisa, mientras su coche no dejaba de dar vueltas. Al fin se paró y, a punto de perder la consciencia, las campanas de la iglesia presbiteriana de la esquina despidieron con su lánguido tañido a la muchacha, bajo el abrasador sol de California.

Foto: Sunset Boulevard. Firma: Safratna.com
El mismo sol asfixiante tostaba la piel de la señora Raven mientras flotaba de forma despreocupada sobre la piscina de su casa, en las colinas de Hollywood. El jardín daba a un barranco y eso le dotaba de magníficas vistas. Al noreste, el celebérrimo cartel de Hollywood; al suroeste, Santa Mónica y Venice, aunque el océano apenas se veía por culpa de la contaminación, la misma que difuminaba la silueta de los rascacielos que, al sureste, se mostraban orgullosos en el Downtown. Al norte estaba la casa, de piedra marrón y tejas rojas de cerámica entre las que se asomaba la terraza del dormitorio principal, abuhardillado. El patio estaba comunicado con la calle por una amplio corredor tapizado de césped entre la casa y la cerca de ladrillo rústico que delimitaba la parcela vecina. Por aquel pasillo entraba en ese momento el señor Raven, un exitoso bróker que acababa de aparcar su BMW Serie 6 Cabrio en la entrada, junto a la Dodge Caravan de su mujer. Dentro, en algún lugar del garaje, la familia guardaba también un Lincoln Navigator. Buenos tiempos. Mientras marido y mujer charlaban junto a la piscina, la puerta de atrás de la casa, una inmensa corredera acristalada, se abrió para que por ella saliera una mujer bajita, morena, vestida con uniforme y cofia. Se trataba de la asistenta, una latina de esas que trabajan sin seguro médico y por el salario mínimo, que había dejado la cena en el horno y se marchaba ya tras una dura jornada laboral. Salió por el mismo sitio por el que había entrado Mr. Raven y, tras esquivar los lujosos coches aparcados a la entrada, montó en su viejo Ford Contour, se deshizo de la ridícula cofia y tomó la sinuosa carretera que bajaba la colina hasta Sunset Boulevard. Luego siguió por La Ciénaga antes de girar a la derecha y salir a Santa Mónica Boulevard, donde se encontró con un atasco más intenso de lo habitual. Normalmente, tardaba una media hora en llegar hasta su casa, pero esta vez ya había perdido sesenta minutos sólo hasta el cruce con Rodeo Drive, donde un terrible accidente de tráfico generaba ese embotellamiento. Desde su posición, Guadalupe observó cómo los equipos de Emergencias sacaban de un amasijo de hierros, que otrora fue un Pontiac G3, el cadáver de una preciosa chica y lo metían en una bolsa de plástico, camino del depósito.

Foto: Cartel de Hollywood.
Firma: El blog de viajes y estudios.
Nancy era una prometedora muchacha que había tenido una infancia llena de sueños en su pequeño pueblo de Nueva Inglaterra. Al graduarse en el instituto, cogió los ahorros que había reunido sirviendo cafés después de clase y se plantó en Los Ángeles para ser una gran actriz. Se buscó un empleo de camarera-patinadora en un restaurante de comida rápida con el que pagarse las clases de interpretación, y recorrió cada estudio de Hollywood en busca de una oportunidad. Harta de recibir portazos y papeles en películas porno, esta joven a la que el sol de California había bronceado su lechosa piel y a la que el tinte había acastañado sus dorados bucles de la Costa Este, hizo de tripas corazón y empezó a utilizar sus armas de mujer para encandilar a algún productor que la consiguiera trabajo, un personaje que la lanzara al estrellato para no tener que volver a acostarse con esos libidinosos del medievo. Sin embargo, el último se había pasado de la raya. Nancy no pudo soportar tanta humillación, y aquel día, salió corriendo de la casa del muy cerdo, un coqueto bungalow en plena playa de Malibú, y ya no se detuvo hasta que una furgoneta blanca se llevó por delante su frustrado sueño americano en un cruce del glamuroso Beberly Hills.

Foto: Bandera en el porche.
Firma: 123RF
Por fin, en las últimas horas de la tarde pudo Guadalupe alcanzar su modesta casa de Inglewood, a unas pocas manzanas del mítico Great Western Forum, antiguo hogar de equipos como los Lakers. Atravesó el jardín delantero donde su marido había dejado cruzado su pick-up, un Toyota que incluía piezas fabricadas en la planta de Long Beach donde trabajaba. Seguramente, Emiliano hubiera vuelto cansado del trabajo y ahora estaría relajándose en el sillón, con una Budweiser en la mano y el soccer en la tele, esperando a que la cena estuviera servida, como si ella no se sintiese reventada. Antes de cruzar la puerta, Lupe, como la llamaban sus amigos, se fijó en la bandera americana que ondeaba en el porche. La vida en los Estados Unidos no era tan maravillosa como muchos imaginaban al sur del Río Grande. Desde que cruzó la frontera, ella y su marido malvivieron como ilegales en Nuevo México durante varios años, hasta que Emiliano encontró trabajo estable en Long Beach y pudo regularizar su situación. Pero, incluso después, la vida de un espalda mojada seguía siendo dura. Sin embargo, ella miraba la bandera con orgullo. Su vida no era tan excitante como la de las protagonistas de Sex in The City, pero aquí podía andar por la calle con cierta tranquilidad, mientras su prima Inés había pasado a engrosar hacía dos años la interminable lista de mujeres asesinadas en Ciudad Juárez y, aunque Los Ángeles tenía fama de violenta, nada a sus ojos se le asemejaba con la barbarie criminal que sacudía su país, una tierra a la que seguía amando y de la que también se sentía orgullosa, pues llevaba su esencia en la sangre.

Foto: Coca-Cola con nachos.
Firma: ernestycricri.blogspot.com
En esos pensamientos andaba cuando, al atravesar el umbral de la entrada, descubrió sorprendida que Emiliano y su hijo, Francisco, habían preparado una típica cena mexicana en el jardín de atrás. Era uno de esos instantes en los que parecía que seguían siendo una familia, y no ese grupo de coinquilinos a los que América había desestructurado. El motivo, Frankie se graduaba en el instituto y había logrado una beca para ir a la universidad. Él había nacido en Estados Unidos, era un chicano, pero, al fin y al cabo, un ciudadano de pleno derecho. Estudiaría Medicina y, si todo fuese bien, el día de mañana sería un prestigioso cardiólogo del Reagan Medical Center o un solicitado cirujano plástico de cualquier clínica de Beberly Hills, con una abultada nómina, un caro seguro médico, una casa como en la que ella servía y un coche de esos en los que bien puede vivir una familia, con minibar y televisión. Mientras divertía su cabeza con aquellas especulaciones, atacaba el plato de nachos y se servía otro taco, bien cargado de guacamole. También habían preparado enchiladas, frijoles charros, chilaquiles y otras tantas delicias, muchas de ellas más propias del desayuno que de esas últimas horas del día, pero no por ello menos sabrosas y apropiadas para devolverla a su aldea de Michoacán. Cayeron un par de tequilas, aunque Lupe decidió que dos eran más que suficientes y se abrió una lata de Coca-Cola, la fusión perfecta de sus dos patrias. Con esa exquisita comida, la compañía de las personas amadas, el frescor que se respiraba en el jardín, bajo el anaranjado cielo nocturno de Los Ángeles, y la promesa de un futuro mejor para su hijo, Guadalupe comprendió que todos sus sacrificios, los años de ilegales, el trabajo agotador y mal pagado, la prepotencia de sus patrones gringos y la choza humilde que los acogía en Inglewood, habían valido la pena y, pese a que probablemente siempre fuera pobre, si todo servía para que Francisco tuviera una vida mejor de la que le hubiera correspondido en un arrabal del D.F, ella y su marido verían cumplido con creces su sueño americano, aquel en el que tantos compatriotas se habían quedado por el camino, y el mismo en el que se ahogó la dulce Nancy del Pontiac G3. ¡Dios bendiga América!

viernes, 29 de junio de 2012

Viernes 29, en la Cope

Este viernes estaré a partir de las 19.30 horas en el espacio regional de La Linterna de la cadena Cope, en los distintos diales de la red de emisoras Cope de Castilla y León. Una oportunidad para conocer un poco más a Marcial de San Pablo y a la novela, 'En busca del hogar', con sus aventuras y desventuras por los mares y océanos. Os espero al otro lado de las ondas.

miércoles, 27 de junio de 2012

El viernes 6 de julio, en Málaga

El próximo viernes 6 de julio, la patria chica del capitán Turk, Málaga, podrá conocer al fin 'En busca del hogar', una de las presentaciones más especiales de las realizadas hasta la fecha por la relación de la ciudad con el protagonista de la novela y con su barco, la Biznaga, cuyo nombre debe sin duda a ese arreglo floral tan característico de la cuna de Picasso.

La presentación tendrá lugar en la librería La Cochera, situada en la calle Madre de Dios número 20 a partir de las 20.00 horas, un tiempo muy acorde para que todos los malagueños, en especial los más jóvenes, puedan disfrutar de la playa antes de conocer a Marcial de San Pablo, y con tiempo de sobra para deleitarse después con una magnífica noche de viernes a orillas del Mediterráneo.

El acto contará con la presencia del escritor local Enrique Ballesteros, al que puede que los lectores conozcan por ser el autor de 'Ancestra', donde se da a conocer la comunidad utópica que un grupo de anarquistas trató de crear en los albores de la Guerra Civil Española.

¡No podéis faltar!

miércoles, 20 de junio de 2012

La Biznaga, a orillas del Ebro



El pasado día 18, la Biznaga del capitán Turk arribó a orillas del Ebro, concretamente a Zaragoza, en cuya provincia está Calatayud, cuna del ilustre poeta Marcial, que da nombre al protagonista de 'En busca del hogar'. 


Marcial de San Pablo y su tripulación de heroicos piratas atracaron junto a la Basílica del Pilar para cruzar la plaza homónima, la calle de Don Jaime I y la Plaza de España, antes de alcanzar el Paseo de la Independencia, en cuyo El Corte Inglés tuvo lugar la presentación de esta novela en la que se entreteje misticismo oriental, aventuras, barcos y, cómo no, amor.


Fue precisamente el amor el que llevó la voz cantante durante la presentación, el amor que, para bien o para mal, mueve el mundo, el amor de Marcial por Yasmín, el amor de Marcial por su enemigo, como se encargó de destacar Mayte Salvador, compañera matinal de tantos zaragozanos y aragoneses en Radio Ebro.

Allí tuve la oportunidad de estar el mismo lunes por la mañana, donde el aire aventurero del capitán Turk se mezcló con el aura que transmite en su espacio Ana Vicente y en el que conecta con lo más recóndito de nuestro interior, como de hecho hizo con lo más profundo del alma del comandante de la Biznaga.

Pero Mayte Salvador, con su cercanía, su calor y, aunque las limitaciones de la radio nos priven de ello, su belleza, quiso a su vez transmitir su pasión y su apuesta por 'En busca del hogar' a las decenas de maños que se acercaron, muchos de ellos animados por la lluvia (por qué no reconocerlo), hasta el Ámbito Cultural de la citada cadena de grandes almacenes.

No podía faltar allí el carismático Jordi Siracusa, autor de 'Adiós Habana, adiós' y de 'Al filo de la vida. Eulalia de Borbón, la indómita'. Con su arrolladora labia y su vitalismo casi juvenil, Jordi se ganó pronto al auditorio y contribuyó de manera decisiva al éxito del acto. Cualquier evento literario que se precie en la antigua Corona de Aragón requiere de la valía, de la entrega y, cómo no, de la fórmula que sólo él conoce.

Con padrinos de tal enjundia, y con la amabilidad de la responsable del Ámbito Cultural de Zaragoza, Isabel Paricio, la presentación no pudo más que ser una fiesta y un preludio de la batalla en la que, cual combate naval de Turk y sus hombres, libraron los marinos de 'La Roja' para derrotar, horas después, a Croacia y sellar así su pase a cuartos en la Eurocopa. 


Desde el profundo agradecimiento a la ciudad del agua, la Biznaga leva anclas y pone rumbo hacia una nueva aventura, quién sabe cuál y, sobre todo, quién sabe dónde.

viernes, 8 de junio de 2012

Lunes 18 en Zaragoza

El próximo lunes 18 de junio regresaré a las amables tierras del Reino de Aragón para presentar una vez más esa aventura de piratas, viajes, lugares exóticos, amor, celos, venganza y acción que es 'En busca del hogar'. En este caso el acto tendrá lugar en Zaragoza a las 19.30 horas en el espacio de Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Paseo de la Independencia y contará con la intervención del insigne escritor y amigo Jordi Martínez Brotons. No faltéis amigos maños, y tranquilos, da tiempo de sobra para verlo antes del Croacia-España.

martes, 5 de junio de 2012

La ciudad de las leyendas

Foto: Juan Martín Salamanca
Un pueblo de calles empinadas, edificios con sabor añejo, de aquella época de caballeros andantes y almogávares que daban lustre a la Corona de Aragón. Una tranquila mañana de sábado, dos hombres lo recorren, despacio, acusando el esfuerzo de la ascensión. Uno es más joven, el otro, más veterano. Caminan solitarios hacia un viejo torreón del siglo XVI.

No es el comienzo de ningún relato, y aquellos personajes no somos más que Jordi Siracusa y yo, camino de la sede del Centro de Estudios Borjano, donde participamos junto a otros escritores, cuyo mejor recurso artístico es la pureza que refleja su alma, en el I Encuentro Literario 'Braulio Foz' de Borja (Zaragoza). Pero al margen del programa desarrollado y que ya quedó explicado en anteriores publicaciones, el viaje a las faldas del Moncayo nos sirvió para trasladarnos en el tiempo, a un periodo de brujas y leyendas, de frailes vividores y moras petrificadas, de pintores "convenientemente"  fusilados, herreros ahorcados y sastres canallas reconciliados con la sociedad. De todo ello y mucho más hablamos en Borja, una ciudad de leyenda, llena de pequeñas historias que encierran misterio, costumbrismo y, en definitiva, magia, no sin algún toque de comedia.

Foto: Centro de Estudios Borjanos
No extraña al conocerla, que la zona sirviera de manantial a Bécquer para sus famosas leyendas, pero en nuestro caso no debemos dar las gracias al magnífico escritor sevillano, sino al concejal de cultura del Muy Ilustre Ayuntamiento de Borja, Juan María de Ojeda, que tan bien nos ha tratado, al igual que el resto de borjanos, en especial su alcalde, Miguel Arilla; la compañera periodista María Ángeles Martínez, y nuestra querida librera, Pilar Sanjuán.
Foto: Juan Martín Salamanca

Además, entre las nuevas amistades forasteras que han quedado grabadas por su calidad humana en este encuentro que ha de repetirse en fechas venideras están David Sáez, Marcos Sanjuán o Mayte Salvador, que se unen a otros viejos conocidos como Mari Carmen Aranda, Luis Zueco o Jordi Siracusa, a quienes me atrevo ya a considerar como amigos.

FERIA DEL LIBRO DE MADRID

Foto: Paloma Gozalo Alonso

Para rematar el fin de semana, el domingo tuve el honor de firmar ejemplares en la Feria del Libro de Madrid, donde he de descubrirme ante la cercanía de José Cedena, un maestro del arte del sainete cuyo éxito no puede generar sino envidia sana en cualquier escritor de quinta fila como yo. También resultó grato coincidir en El Retiro con figuras del teatro de la talla de Juan José Alonso Millán, otros grandes escritores a los que hacía tiempo que no veía, como Enrique Reyes; algo menos de tiempo, como a Fernando Pérez Sanjuán o Lucía de Vicente, o bastante menos tiempo, como a Santiago Zurita. Y por último, una oportunidad para conocer a Ángel, el cerebro de todo este marasmo editorial que es Éride, y que nos permite a tantos cumplir nuestro sueño.

No volvimos con las alforjas llenas, pero volvimos más ricos.